Saltar al contenido
Todo Natación

Fastskin

fastskin

En el deporte, la tecnología es un factor fundamental para obtener victorias, pues es el mecanismo que contribuye a que el atleta obtenga la ventaja necesaria, expandiendo sus habilidades y capacidades.

Hoy te hablaremos sobre el bañador Fastskin, que aprovecha la última tecnología aplicada a la natación, y ya se encuentra disponible para el público en general.


Características del bañador Fastskin

La característica fundamental de este tipo de bañadores se encuentra en el material del que se encuentra elaborado. Se trata de poliuretano adaptado, con ciertos tipos de patrones, y su capacidad de deslizamiento y velocidad son superiores a cualquier otro tipo de bañador, lo que también se traduce en una característica que los distingue de cualquier otro: el peso.

Son bañadores considerablemente ligeros, pero que cubren una gran superficie del cuerpo, ya que están diseñados para ser lo menos intrusivos posible en el deslizamiento dentro del agua y aprovechamiento de los movimientos del nadador.

También está su propio diseño, al ser modular en paneles, y completamente ideado para aprovechar el flujo del agua alrededor. Además, estas secciones modulares están diseñadas cada una para igualmente dinamizar el flujo del agua, contándose con un estabilizador que permite favorecer la movilidad del nadador.

Las secciones modulares se encuentran concentradas, en su mayoría, en los modelos de cuerpo completo, debido a que se moldean más fácilmente a la estructura del bañador. Como resultado de la presencia de estos módulos, tendremos una ayuda adicional en la reducción del coeficiente de arrastre, incrementando los movimientos bajo el agua o la velocidad en general del nadador.

Asimismo, la propia tela de la cual está hecho el Fastskin es completamente impermeable, y al ser ajustado al cuerpo, se encuentra entonces una superficie deslizable mucho más rápida, lo que impacta en el estilo definitivo del nadador.

De hecho, una de las características de este tipo de bañador consiste en que, a diferencia de cualquier otro bañador previamente existente, este tiene un proceso de colocación considerablemente más complejo, lo cual no logra ser enteramente práctico para su uso cotidiano.

Al requerir tiempos por encima de los 10 minutos para ser colocado de manera efectiva, requieren una colocación extensiva. Están hechos a la medida de la persona que va a usarlo, a su estilo de natación y principalmente a las demandas de la competición en la cual se encuentra. Es por esto que este bañador está disponible en versiones adaptadas al público en general.

Esto se debe tener en cuenta incluso en las versiones para consumidores generales, ya que funcionan bajo los mismos principios de los trajes profesionales, pero están diseñados para aguantar mucho más tiempo.

Acerca de las desventajas aparentes de este traje, y considerando lo complicado de colocar este bañador, es necesario tener en cuenta que, a pesar de las ventajas que ofrece el mismo a la hora de incrementar el rendimiento del nadador en diferentes circunstancias, es un traje que por lo general en sus versiones profesionales no está diseñado para durar en el largo plazo.

De hecho, podemos indicar que en una competición olímpica los trajes solamente están diseñados para un máximo de 10 vueltas o circuitos en una piscina, prácticamente un solo evento por vez.

Esto puede traducirse en una utilización máxima entre 10 y 15 minutos por traje, ya que su efectividad queda drásticamente reducida, y al estar diseñado esencialmente para favorecer el rendimiento, su durabilidad se ve comprometida debido a que constriñe el cuerpo del nadador y eso supone una gran tensión en los materiales.

Es por ello que esta tecnología solo favorece en gran escala a los profesionales que asisten a grandes competición internacionales, quienes pueden costear un traje de este tipo y, por encima de todo, pueden tener varias unidades a su disposición, completamente adaptados a su estilo de natación.


¿Cómo el Fastskin mejora el rendimiento del nadador?

Esta tecnología emplea un diseño de traje que favorece el moldeado del mismo, hecho en material de poliuretano, empleando patrones similares a los de la piel del tiburón, y entrando en el terreno de la hidrodinámica.

El traje utiliza un proceso en el cual, al colocarse por encima de la piel cubriendo lo más posible de la misma, se está reemplazando toda una superficie por otra más deslizante, y esto se traduce en aumentos significativos de velocidad y de disminución de resistencia del agua, que favorece los tiempos de nado.


Debido al tipo de instalación que tiene este traje, y lo ceñido que queda al cuerpo, es un traje que provee un doble efecto. Por un lado, genera suficiente baja de coeficiente de arrastre en el agua, favoreciendo la velocidad, y por otro, tiene un efecto directo en el cuerpo del nadador: genera una considerable compresión muscular en las diferentes áreas donde se encuentra colocado.

Al generarse una compresión muscular en las áreas donde está puesto el bañador, se genera un efecto característico en el cual, debido a que el músculo no está directamente expuesto al agua, se mueve menos, ya que se encuentra constreñido dentro de las diferentes cavidades del traje, lo que genera entonces que el cuerpo quede moldeado acorde a los patrones que establece el traje, para incrementar el efecto y velocidad de movimiento.

Al mismo tiempo, como el traje es impermeable, genera un efecto en el cual el agua no se pega completamente al cuerpo del nadador en la zona donde se encuentra el bañador, y contribuye notablemente en una baja significativa del coeficiente de arrastre, e igualmente, el nadador tiene que un aplicar menos fuerza para moverse, aunque este último efecto está más asociado al acondicionamiento físico y al régimen de entrenamiento en el cual se le prepara.


En otras palabras, lo que genera este traje es una considerable reducción del tiempo de desplazamiento, así como el mismo efecto que tienen unos zapatos para correr, incrementando la capacidad de tracción en la pista.

El bañador Fastskin, crea las condiciones bajo las cuales el nadador puede completar circuitos en menos tiempo, traduciéndose en segundos ganados que pueden ser la diferencia entre un récord o simplemente ganar la competición en cuestión.

Aquí tenemos un video donde podemos ver las diferencias respecto a los bañadores convencionales.

Comprar Bañador Fastskin

Competiciones y estilos de nado en los que se puede usar el Fastskin

En competiciones en general, la tecnología del bañador Fastskin se ha utilizado de manera masiva desde al menos 1999, más específicamente en el área de competición olímpica. Aprovechando los altos niveles de competitividad y preparación de los atletas en este tipo de disciplina acuática, los nadadores empezaron a tomar atención del tipo de tecnología aplicada y, sobre todo, las ventajas que esta daba a cada uno de ellos.

Hubo momentos en los que se le consideró una especie de “doping tecnológico”, y se estudió la posibilidad de prohibir su utilización en competiciones de alto nivel. Pero, debido a la popularidad que fue ganando este tipo de bañadores, rápidamente se hicieron más versiones de los mismos y casi todos los nadadores hoy día adoptan versiones de este diseño, llevando los niveles de competición de natación a nuevos niveles.


En estilos de nado, puede considerarse que, al observar a nadadores como el famosísimo Michael Phelps, el estilo del bañador Fastskin se utilizaría más en condiciones bajo las cuales el movimiento del atleta es fundamental para ganar ventaja y tiempo en una competición.

Todos los estilos de natación se favorecen de este tipo de traje, ya que se convierte en un elemento que reduce significativamente el arrastre bajo el agua y permite que el nadador aproveche más los músculos y el ritmo respiratorio, gracias a las ventajas estructurales que concede esta tecnología al constreñir más el cuerpo, volviéndolo más uniforme bajo el agua, con mínimas reducciones en velocidad o agilidad.

Sin embargo, el traje por sí solo no actúa como un mejorador universal de las capacidades del nadador, es más, nadadores en diferentes disciplinas recomiendan probar con diferentes bañadores antes de intentar con este tipo de tecnología, debido a lo costoso y restrictivo que puede ser usar uno de estos en condiciones fuera de competencia.

 

Marcas del bañador Fastskin

Actualmente, el principal fabricante de bañadores de tecnología Fastskin es la famosa marca Speedo, que lleva muchísimos años innovando en el mercado de los bañadores para segmentos de público amplio, con variedad de ofrecimientos.

También tenemos las marcas Adidas, Arena, TYR, Nike, Mizuno, Asics, Blueseventy, Descente, que hacen su versión del sistema Fastskin, aunque usando otras denominaciones comerciales, y todas siguiendo las especificaciones base de un traje modular, diseñado específicamente para el nadador, que tenga una durabilidad específica en el cual se reduzca al mínimo el coeficiente de arrastre en el agua de la persona, favoreciendo la velocidad y circulación dentro de la piscina.

Al igual que con cualquier otro tipo de tecnología aplicada en el deporte, cada fabricante establece consideraciones y perfeccionamiento al traje que ofrece, haciéndolo más fácil de colocar, adaptándolo a ciertos tipos de natación, o diseñándolo para competiciones mucho más complejas.


La cuestión reside en que los fabricantes toman provecho de los avances en la tecnología Fastskin, y la llevan a nuevos niveles, lo que se ha traducido en los últimos años en una multiplicación de los récords y velocidades en las diferentes competiciones de natación.

Igualmente, el monopolio previamente existente por el fabricante Speedo ha dado lugar a una proliferación de trajes de este estilo, que llegan a diferentes públicos que buscan probar esta tecnología, para así llevar sus niveles de natación a nuevos horizontes y, sobre todo, constatar lo que muchos nadadores olímpicos han logrado experimentar durante las últimas dos décadas.


Precios del bañador Fastskin en el mercado

Actualmente, contrastando los precios existentes de bañadores de esta clase, encontramos que existe un precio promedio que ronda aproximadamente entre los 100 y 600 euros, esto depende ampliamente de la complejidad del traje.


También existe toda una serie de accesorios adicionales para el nadador que aplican esta tecnología,  como ayudas para las manos facilitando su deslizamiento en el agua, gorros para la cabeza, así como también los lentes para ver bajo el agua,  los cuales se han visto en gran medida beneficiados por los avances tecnológicos del sistema Fastskin.

Al igual que el bañador, los costos de estos accesorios se incrementan gradualmente, debido a su complejidad, partiendo de aproximadamente 100 euros hasta igualmente rondar los 600 euros, en el caso de unas gafas profesionales para uso bajo el agua en competición.

Como el Fatskin no se asemeja a otro tipo de bañador tradicional, pues tiene características dentro de su estructura que lo convierte más en un complemento del cuerpo del nadador, en lugar de un simple traje para poder bañarse en una piscina, se recomienda no considerarlo para un uso cotidiano o recreativo.

Este es un bañador costoso, con tecnologías aplicadas para entusiastas de la natación, su es colocación compleja, y estos factores lo alejan de una utilización constante. Esto puede traducirse también a que, si es manipulado incorrectamente, puede romperse, y de suceder esta situación, el bañador perderá su efectividad, al carecer del efecto de superficie en el agua.


De igual manera, se debe tener algo en consideración respecto a estos bañadores, y es que las versiones comercialmente disponibles, son versiones escaladas de los bañadores originalmente utilizados por los equipos profesionales, que representan aproximadamente el 60% de los bañadores utilizados en eventos de natación profesional.

Esta aclaratoria tiene lugar debido a que puede existir la percepción errónea de que al comprar este tipo de bañadores directamente en Internet o en tiendas especializadas, se obtendrá el mismo tipo de bañador que se utiliza en las los Juegos Olímpicos.

En cierta medida, el diseño para los consumidores toma como base la tecnología Fastskin y la mayoría de sus propiedades, pero siempre como un modelo adaptado para el consumidor promedio, que asiste a competiciones de circuitos medios o locales.

Es importante que el público se encuentre informado sobre esta característica, ya que en cierta manera, este traje puede ayudar a obtener un mejor rendimiento al nadar, pero no sustituye la preparación o el entrenamiento adecuados. Teniendo esto en cuenta, se logrará una excelente relación coste-beneficio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies